www.gimnasiodelavida.blogspot.com

Virgen María.

lunes, 30 de marzo de 2009

Misterios del Rosario Meditados. (Gozosos)


(Por Nicolás José Neville)

Días Sábados y lunes: Misterios Gozosos...

Primer misterio Gozoso:
La encarnación de Jesús en las purísimas entrañas de la Virgen María.
María da el poderosísimo Si, y El todopoderoso la envuelve con su sombra, y se transformó por su obediencia en nada más y nada menos que esposa del Espíritu Santo, en la hija de Dios Padre y en la Madre de Dios Hijo, y para celebrarlo en el Universo Dios hizo las tres estrellas Marías, esas de las que vemos alineadas desde chico en un cielo estrellado. Ella, la bendecida y por tres veces bienaventurada, la que no se cree merecedora de tanto premio, es la elegida por Su Esposo Divino, y será llamada bienaventurada por todas las generaciones


Segundo Misterio gozoso:
La visitación de María santísima a su prima Santa Isabel.
Es María la que sale al encuentro del prójimo, en este caso de su prima Santa Isabel, Juan evangelista que estaba en el vientre de Isabel, saltó de gozo al saber por medio del Espíritu Santo, que los visitaba, no sólo un pariente sino la Madre de su Señor, y el Señor mismo en gestación. Las palabras de su prima no fueron más que alabanzas: ¡Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!, salutaciones parecidas fueron las que dijo mucho tiempo después una mujer a Jesús:¡Felices el vientre que te concibió y los pechos que te amamantaron!.

Tercer Misterio gozoso:
Nacimiento de Jesús en Belén.
La estrella no mintió y los Reyes magos pudieron llegar a el acontecimiento mas importante de la humanidad, que es el nacimiento de Dios en la Tierra,
Aunque más importante fue el que Jesús luego resucite de entre los muertos, éste acontecimiento natalicio, alberga en sí la esperanza mayor de los hombres que es tener entre nosotros al Mesías anunciado por los profetas, que vendría a marcarnos el Camino de regreso al Padre Celestial. En medio de la pobreza encontró la riqueza de pastorcitos humildes que ofrecían sus corazones al lado de su fe y los ángeles del Cielo que decían ¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quien él se complace!

Cuarto Misterio gozoso:
La presentación del Niño en el Templo.
Luego de cumplirse los cuarenta días del nacimiento del Hijo de Dios, Sus Padres lo llevaron al templo, como establecía la ley, y Simeón un hombre Justo y piadoso, les revelaría por medio del Espíritu Santo que Éste Niño iba a ser motivo de caída y de levantamiento de muchos en Israel, que su nombre iba a ser señal de contradicción, y que su Madre iba a ser atravesada por una espada de dolor en su corazón, a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones. Unamos nuestro corazón a María para contemplar con ella y con Simeón la gloria futura del Unigénito de Dios.

Quinto Misterio gozoso:
El Niño perdido y hallado en el templo.
Ya desde su más tierna infancia Jesús, manifestaba con sus obras y palabras su inclinación por las cosas del Cielo, por las cosas de su Padre, era algo natural, su sabiduría callaba la boca de los sabios de esos tiempos, y su juego y diversión era hablar con el Espíritu Santo, sus travesuras las cambiaba por esconderse en el templo y predicar, y su Madre preocupada por su paradero, al encontrarlo no entendía que su Hijo estaba hecho para las cosas de Dios. Hoy vi que un arbusto (Santa Rita) crecía horizontalmente pero una sola rama creció verticalmente, así debe haber sido Jesús con respecto a los demás niños, ya que Éste buscaba solo lo de arriba y no tanto lo horizontal.

30/03/2009 por Nicolás José Neville.